Federalismo y Centralismo… el monstruo detrás del telón

El centralismo y el federalismo son conceptos políticos opuestos que surgieron en México después del movimiento insurgente de 1810, hace casi dos siglos.

Remontándonos en la historia, bien se podría decir que seguimos atorados en aquellas luchas entre conservadores y liberales, pues como se sabe, el federalismo responde o es equivalente al pensamiento liberal democrático mientras que el centralismo se explica en función de las sociedades conservadoras y autocráticas. Estos dos bandos, estas diferentes y opuestas ideologías, son en gran parte la causa del estancamiento que México, como país, ha tenido en cuanto a un crecimiento tanto económico como social y cultural.

Ahora bien, iré un poco a la definición de cada una de estas formas de gobierno para así lograr llegar a un punto.

Un poder centralizado es un Sistema político o administrativo que concentra el poder y las funciones en un único organismo central. Ahora que si nos vamos al sentido etimológico, centralismo es llevar hacia el centro todo aquello que esté fuera de él.  Enfocándonos meramente en el ámbito político, el centralismo hace alusión a sistema político y administrativo, en el cual se le otorga la autoridad suprema al Estado, y es el Estado mismo el que exclusivamente puede proveer el ejercicio y administración de los derechos e intereses públicos y colectivos de la nación. Dicha aglutinación produce la concentración de todas las funciones en los órganos centrales del Estado.

Una federación, (del latín fœdus, “pacto”), es un Estado que se forma  por la unión de varias entidades territoriales. Además de federación, también se le puede conocer como estado federal o república federal y, generalmente, tiene un sistema político republicano, aunque podría darse el caso de un sistema monárquico.

La idea de federación o el concepto de federación se basa en que estas se compongan por divisiones territoriales que se autogobiernan, a las cuales se llega a dar con frecuencia el nombre de estados, cantones, regiones, provincias u otras, que se supone, gozan de un mayor o menor grado de autonomía pero que, a pesar de ello, tienen facultades de gobierno o legislación sobre determinadas materias, distintas de las que corresponden a la administración federal, es decir, al presidente de la República.

 Desde mi punto de vista, en México, se vive un centralismo disfrazado de federalismo.

 El Gobierno Federal se mantiene como un poder centralizado, en vez de distribuir equitativamente las facultades tanto jurídicas como fiscales para todos y cada uno de los Estados de la República.

 

Tras un largo proceso de “descentralización” que México vivió o mas bien, que sigue viviendo,  se les quitó, se les volvió a dar y así sucesivamente, porciones de poder y un poco de voz y voto a los gobernantes de cada estado, sin embargo siempre manejado a la conveniencia de nuestros queridos presidentes.

 

Se dice que el centralismo es uno de los mayores obstáculos para el desarrollo de una nación, y como bien mencione anteriormente, México se encuentra estancado y muchas veces nos preguntamos el ¿Por qué? Sin darnos cuenta que la respuesta esta ante nosotros, el gobierno nos tiene con los ojos vendados ante la realidad y nos vende ideas falsas de una federación con el poder distribuido.

 

Por ello creo de suma importancia impulsar, desde cada estado de la república, proyectos encaminados a utilizar las fortalezas de los gobiernos locales para atender las múltiples necesidades comunitarias y proyectar objetivos de avance económico de significativa incidencia.

 

Como bien dijo el diputado Heriberto Jara en la tribuna del Congreso Constituyente de 1917, en defensa de un poder federalista;  “así los gobernadores de las entidades libres y soberanas dejarían de ser como esos niños inocentes que esperan con ojos lastimeros y mano tendida a que “su papi” –en este, caso el Presidente de la República-; tenga a bien darles el “domingo” semanal.”

 

Actualmente nuestro país cuenta con 32 gobernadores, los cuales, yo creo,  son títeres del Presidente de la República, simulando tener el poder y control sobre la entidad “federativa” que “gobiernan”.

 

  Lo cual me hace pensar y por lo tanto mencionar, en lo ridículamente absurdo que puede llegar a  ser, que 32 personas no puedan unirse y reclamar justicia en el reparto de atribuciones.

 

No podemos seguir siendo un país pasivo y ausente en la toma de decisiones que “dictan el veredicto” de nuestro futuro y por lo tanto marcan el curso de nuestras vidas. Esta más que claro, a través de la historia, el poder centralizado solamente beneficia a unos pocos, es obsoleto y deficiente.

 

 Probablemente, muchos de los datos aquí expuestos ya son conocidos por ustedes, sin embargo tras estudiar y leer un poco mas acerca del tema, me pareció importante recalcarlos, obviamente desde mi punto de vista y no viéndolo como un término global, más bien, enfocándome a nuestra situación como país, México.

Bien podría seguir escribiendo mas sobre el tema, sin embargo mi punto, como una crítica “constructiva” está más que claro.

 

Bibliografía:

 

Lomelí, Venegas Leonardo, “Historia y evolución del federalismo en México”, 13 de agosto de 2004.

 Revista Española de Investigaciones Sociológicas, N.º 125, 2009, pp. 131-146

About these ads

2 Responses to “Federalismo y Centralismo… el monstruo detrás del telón”

  1. J. Calvillo Says:

    Me gusto muchísimo tu post, me gusta como escribes directa y como fundamentas bien lo que dices, haces muchos puntos acertados sobre todo donde dices que “en México, se vive un centralismo disfrazado de federalismo.”; completamente de acuerdo.

    Me pareció excelente.

  2. Jorge Hernadez Says:

    nena , creo que das al clavo en lo que este pais ha vivido siempre , ” tenemos un centralismo que nos venden como federalismo” , lo demas lo tienes bien soportado y anlizado , como mencionas esto ya lo sabemos , ahora viene la parte de proponer en el futuro , Uds que son la esperanza de este pais , te felicito por lo directo de tu escritura .

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: